En Tenerife el primer caso del mundo del síndrome del hombre lobo – Una historia real

(primera parte)

 

La historia de una hermosa joven que se enamora de un hombre de aspecto repulsivo ha estado animando la imaginación de escritores y guionistas durante al menos dos siglos. Incluso hay quienes atribuyen el primer borrador a la historia de Cupido y Psique , contada por Apuleyo en el siglo II d.C. en sus Metamorfosis.

La Bella y la Bestia, o la historia real de Petrus Gonsalvus, nacido en Tenerife, donde le llamaban «hijo de perro». La verdadera historia de «la bella y la bestia»

Pero la versión que más inspira es quizás la de la escritora francesa Gabrielle de Villeneuve, que publicó su novela La Belle et la Bête en 1740. Pero no acaba aquí: parece que la propia escritora también se había inspirado en una historia de amor. del siglo XVI, entre dos personas que realmente existieron: la bella Catalina, dama de honor de Catalina de ‘Medici, y Petrus Gonsalvus, un hombre aquejado de un raro síndrome, nacido en Tenerife . Al menos así lo sostienen Enrique Carrasco, académico español, en su ensayo “Mi vida entre lobos” y el historiador Roberto Zapperi en “El caballero salvaje. La increíble historia de Pedro Gonzales y sus hijos”.

Pedro Gonzales, en la Corte de Francia, se convirtió en Petrus Gonsalvus. Pero en Tenerife le decían Guancancha (hijo de perro).

Este tinerfeño, destinado a una vida un tanto singular, se hizo caballero en la corte de Enrique II de Francia, donde recibió el título de “Don”. Quién sabe qué sintió su madre, esposa de un mencey, cuando lo tomó en sus brazos nada más nacer. Quizá sólo el miedo de los guanches al demonio Jucancha, protector de los perros, salvó su vida en 1537. Pedro Gonzáles estaba destinado a ser el primer ser humano reconocido con hipertricosis congénita generalizada, una enfermedad de la piel caracterizada por un exceso de cabello, también conocido como » síndrome del hombre lobo «, o «síndrome de Ambras». Una enfermedad genética muy rara, de la que hasta la fecha se conocen menos de un centenar de casos en todo el mundo. El nombre Ambras deriva de un castillo cercano a la ciudad austriaca de Innsbruck, la capital del Tirol, donde hace unos siglos se encontraron retratos de la llamada “Familia Ambras”, la de Pedro Gonzales y sus hijos.

Pedro, a pesar de las condiciones adversas, se convierte en protagonista de una historia de amor. La joven Catherine probablemente nunca se hubiera enamorado de Petrus a primera vista. De hecho, parece que han pasado varios años desde el acto del matrimonio hasta la relación sexual. Y, a diferencia de la versión de cuento de hadas, en realidad, Petrus, incluso después del amor consumado, no perdió ni un cabello.

 

 

La ventaja que siempre deseaste tener antes de salir de casa, está aquí y se llama Canarias Life.

 

Este verano #DESTINOCANARIAS

 

¡Y hasta aquí nuestro blog de hoy!

¡Asomate a la ventana de Canarias con Canarias Life!