¿Cómo funciona?

 

Múltiples portales de tamaño natural, equipados con sonido y calidad de imagen de alta definición, se colocarán convenientemente en entornos públicos extraordinariamente bellos, pero excepcionalmente diversos. El público curioso se sentirá atraído por esta máquina de viaje futurista y se encontrará espontáneamente interactuando con las personas que se encuentren al otro lado del portal.
La tecnología representa una fisura, una puerta virtual, cuyo umbral puede cruzarse todos los días; las imágenes HD en directo hipnotizarán a los espectadores teletransportándolos a tierras lejanas y distantes.

¿Por qué funciona?

Teleport es la pieza que le faltaba a la estrategia de marketing de su destino, favorecerá el turismo receptivo de una forma original y única. Las campañas de marketing tradicionales identifican al público como un objetivo pasivo, con Teleport los espectadores se convierten en usuarios activos y darán voz al destino. Intercambiarán historias de viajes, describirán su experiencia, compartirán sugerencias sobre qué ver, dónde ir, qué hacer y qué comer.
Teleport no sólo comercializará su destino, sino que atraerá a un sinfín de defensores que lo promocionarán públicamente a cero.

Pronto disponible en destinos turísticos de todo el mundo.