El Bosque Encantado de Anaga

Las emociones juegan un papel fundamental en este difícil momento. Elegir un lugar para procesarlos puede aliviar el espíritu y la mente. Entonces, ¿por qué no “darnos” un paseo por los senderos del “Bosque Encantado” de Anaga?

Ubicado en el Parque Rural de Anaga y declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Un rincón natural, muy frágil, por tanto para ser conservado. Es absolutamente necesario reservar con tiempo la visita al “Cabildo de Tenerife”. Entramos en un bosque húmedo, donde los vientos alisios, chocando con las montañas, provocan la «lluvia horizontal», alimentando un ecosistema verdaderamente extraordinario. Predomina el bosque de laurisilva, que antiguamente cubría toda la cuenca mediterránea, pero también hay naranjos silvestres, tejones, tilos, sauces canarios, hayas, brezos, helechos, musgos y líquenes y … setas. Muestras todas cubiertas con un brillo irreal
Un espectáculo de la naturaleza que satisface cuando entras en los túneles, formados por las ramas de los árboles, y a la salida te envuelve la mágica niebla, como en un cuento de hadas. ¡Un ambiente lleno de misterio! Luego nos encontramos con el “Roque Anambro” que se eleva a 815 m., Una roca volcánica formada por la erosión durante millones de años. Según la leyenda, el «Mencey» Beneharo, durante la época prehispánica, se lanzó desde aquí al vacío para escapar de los conquistadores españoles.

Habiendo llegado a esta imponente roca, a pesar del viento, es imposible no dejarse abrumar por la ingobernable panorámica de la costa. Y de nuevo el «Mirador del Tejo», mirador que llega hasta el «Roque de las Bodegas», «Benijo», hasta el acantilado de  Anaga . Continúa hasta llegar a cuevas excavadas en la piedra, quizás antiguos refugios de pastores, para ellos y sus cabras.

Y la mente se distrae cuando entras intrigado, para saborear aún más el ambiente. Luego caminas por auténticos senderos escondidos y frondosos hasta descubrir pequeñas plantas con delicadas flores azul violeta: se trata de la Violeta de Anaga, el único último pequeño “regalo” de la  isla de Tenerife. 

En definitiva, el «Bosque Encantado» de Anaga además de ser un rincón de la isla de Tenerife de gran importancia ecológica es un lugar mágico, inolvidable que hace honor a su nombre.
Paola Nicelli

PERIODICO VIVI TENERIFE | CEST

La ventaja que siempre deseaste tener antes de salir de casa, está aquí y se llama Canarias Life.

 

Este verano #DESTINOCANARIAS

 

¡Y hasta aquí nuestro blog de hoy!

¡Asomate a la ventana de Canarias con Canarias Life!