España se rebela contra la narrativa dominante de la colonización española en América Latina (primera parte)

 

España se rebela contra la narrativa dominante de la colonización española en América Latina. El Rey Felipe VI, de visita en la isla de Puerto Rico a finales de enero, ante la exigencia de una disculpa oficial por parte de los movimientos sociales indígenas, se declaró orgulloso de la herencia española.

Mientras estos movimientos, presentes en todo el continente americano, veían la conquista de América como una operación de exterminio de las poblaciones precolombinas y de explotación de los recursos naturales, Felipe VI tuvo palabras de elogio para el «modelo de la presencia española en América». Un modelo en el que «los nuevos territorios se incorporaban a la Corona en igualdad de condiciones con los demás reinos». En los salones del Ayuntamiento de San Juan, la capital de Puerto Rico, que celebra su 500 aniversario, el alcalde, Miguel Romero, entregó al Rey de España las llaves de la ciudad.

El Rey reivindicó la figura de Juan Ponce de León, conquistador y primer gobernador de la isla, cuya estatua fue derribada pocas horas antes de su llegada por un grupo autodenominado «Fuerzas Libertarias de Borikén», nombre con el que se autodenominan los indígenas taínos en la isla. Frente a quienes sólo ven en los colonizadores a criminales y genocidas -movimiento que desde 2020 ha desencadenado una ola iconoclasta de ataques a estatuas y monumentos en Estados Unidos-, Felipe VI ha querido destacar, en cambio, cómo en las primeras ciudades hispanas de América «España inició procesos de construcción y edificación que persisten hasta hoy -500 años después- y que siguen albergando instituciones públicas». De hecho, la UNESCO declaró el Centro Histórico de San Juan Patrimonio de la Humanidad en 1993.spain-america-latina-1

Pero más allá de la arquitectura, la colonización española, en palabras del Rey de España, «dio lugar a la creación de instituciones de gobierno, la construcción de universidades, escuelas, hospitales y empresas. España contribuyó a la construcción de la nueva sociedad con su lengua, su cultura, su religión; y junto a todo ello, aportó valores y principios como las bases del Derecho Internacional o el concepto de Derechos Humanos Universales». En la isla de Puerto Rico, los movimientos sociales indígenas son un fenómeno minoritario, pero en otros países latinoamericanos las opiniones sobre las fases del dominio español son mucho más críticas.

Por ejemplo en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en 2019, exigió una disculpa por escrito al Rey de España por los crímenes cometidos durante la ‘Conquista’. Felipe VI hizo caso omiso de la petición, mientras que el Presidente mexicano, que ya ha renunciado a ella, declaró recientemente que la Casa Real española «reaccionó mal a nuestra petición». Ni siquiera respondieron a nuestra carta. Pero eso no cambia la historia, lo que pasó, y todos tendrán que asumir su responsabilidad’.

La ventaja que siempre deseaste tener antes de salir de casa, está aquí y se llama Canarias Life.

 

Este verano #DESTINOCANARIAS

 

¡Y hasta aquí nuestro blog de hoy!

¡Asomate a la ventana de Canarias con Canarias Life!