Arrastre de Ganado: el arrastre de bueyes en Canarias

Una parte importante de las fiestas populares canarias es el «Arrastre de Ganado», una prueba de fuerza y velocidad en la que una pareja de vacas o toros tiene que recorrer una distancia de 70 metros en el menor tiempo posible, transportando objetos pesados en trineos de madera llamados «corsas».

Como suele ocurrir, estas fiestas tienen su origen en el antiguo trabajo de los agricultores. También hay un aspecto nostálgico en este evento, que recuerda la época de la ganadería en las Islas Canarias.

Hace tan sólo 60 años, había 50.000 cabezas de ganado, mientras que hoy sólo hay 4.500. Una cuarta parte de ellos pertenece a la raza autóctona «ganado canario». Aunque los animales utilizados para las mejillas eran sin duda cabras y ovejas, la conquista española de las islas propició la cría de ganado vacuno.

Los españoles los introdujeron a finales del siglo XV. Los españoles los introdujeron a finales del siglo XV para seguir alimentándose de su leche y su carne. Los colonizadores llegaron a dictar una serie de normas para la protección del ganado, la venta de carne, el uso de cueros y pieles y para regular los daños causados por el ganado en tierras de terceros.

Fernández de Lugo, primer gobernador de Canarias, dispuso que el ganado debía permanecer a una distancia mínima de 200 metros de los límites del pueblo de La Laguna, para evitar la defoliación de los pastos, así como daños irreparables en las tierras sembradas, lo que provocaría una grave escasez de pan.

El ganado no sólo significaba leche y carne, sino que también se utilizaba como animal de carga, dada la escasez de caballos en las islas. También se utilizaban para transportar objetos y materiales de construcción.

En terrenos escarpados e inaccesibles, los objetos pesados se cargaban en las llamadas «corsas» (grandes trineos de madera), que eran tiradas por bueyes. Hace unos 50 años, se produjo un gran cambio en la economía canaria. El turismo sustituyó a la agricultura como principal fuente de ingresos, lo que redujo drásticamente el número de empleos.

No sólo eso, sino que con el repentino aumento de la población, más del 90% de los alimentos que se consumen en Tenerife tuvieron que ser importados. Pero la desaparición de los grandes mercados de ganado tiene también otra explicación. Con la entrada de España en la Unión Europea, los ganaderos se ven obligados a cumplir las políticas de apoyo y a reducir su producción.


Al mismo tiempo, el «Régimen Específico de Abastecimiento», legitimado por el estatus legal de Canarias como zona de extrema periferia, permite la entrada de grandes cantidades de productos ganaderos procedentes de países extracomunitarios en régimen de zona franca. Esto ocurre, por supuesto, a precios demasiado competitivos para los agricultores canarios.

Hoy, de hecho, la importancia económica de la ganadería en Canarias es mínima. Más importante es, sin duda, la cría de ovejas. Además, la avicultura canaria produce un millón de animales al año, que o bien producen huevos o acaban en nuestros platos como carne blanca.

En los últimos veinte años han surgido varias asociaciones para defender la ganadería. La vaca canaria actual es un cruce entre el ganado de España y las razas de origen inglés y portugués. Es imposible determinar su origen exacto, ya que las Islas Canarias han sido habitadas por criadores de todo el mundo durante los últimos 500 años, que han introducido y cruzado las más diversas razas.

El «Arrastre del Ganado», así como la «Lucha Canaria» o el «Salto del Pastor», se han convertido en eventos de carácter más folclórico. La Federación de Arrastre cuenta con miembros de Tenerife, Gran Canaria y La Palma.

Fundada hace 15 años, tiene su sede en La Laguna, la zona que históricamente ha tenido el mayor número de rebaños. En el «Arrastre de Ganado», cada pareja de vacas, o toros, debe recorrer una distancia de 70 metros (ida y vuelta).

El jurado está compuesto por 6 miembros, que comprueban el tiempo empleado, así como la corrección de los pesos. De hecho, la pareja de animales, dirigida por el «guayero» (antiguo criador o cuidador), debe estar formada por dos animales del mismo peso, del mismo sexo y posiblemente de la misma raza canaria. Los animales compiten en diferentes categorías según el peso, la fuerza y la capacidad de remolque.

Los objetos a transportar son sacos de 100 kilos cada uno, con un peso total que puede superar el quintal. El «Arrastre de Ganado» tiene su origen en una antigua rivalidad entre los «guayeros».

Eran hombres ambiciosos, que se esforzaban constantemente por medirse con sus rivales. Los primeros concursos tuvieron lugar en la década de 1940, a menudo durante los mercados de ganado.

La Plaza del Cristo, en La Laguna, era el escenario habitual de estas carreras. La temporada de carreras comienza en enero y dura hasta septiembre. En Tenerife hay varios concursos, que se celebran en Tacoronte, en la plaza del mercado del agricultor, en el puerto de Garachico y en el mercado de El Sauzal.

La final siempre tiene lugar en el recinto de la Casa del Ganadero, en La Laguna, durante las Fiestas del Cristo.

F.P.

 

 

 

La ventaja que siempre deseaste tener antes de salir de casa, está aquí y se llama Canarias Life.

 

Este verano #DESTINOCANARIAS

 

¡Y hasta aquí nuestro blog de hoy!

¡Asomate a la ventana de Canarias con Canarias Life!